10 maneras de entretener a tu hijo para tomarte un drink en un restaurante

Es normal que los niños se aburran en las reuniones de los adultos. Para evitarlo, debes preparar algún entretenimiento para él, y así podrán disfrutar ambos de una tarde divertida.

Aquí te proponemos diez juegos que tu hijo podrá practicar en una cafetería mientras tú charlas con tus amigas:

Para los más peques

1. Dibujo libre o representación de la realidad. Si tienes un niño pequeño, nunca debe faltar en tu bolso una libreta y un lápiz. Anímalo a que haga retratos de las personas que están en la mesa o que dibuje lo que quiera.

2. Colorear: los lápices de colores nunca fallan. Si además le sumas un cuento para colorear, tendrás a tu pequeño toda la tarde ocupado.

3. Plastilina: formar figuras con plastilina es uno de los juegos que más gusta a los niños. Se pasan horas haciendo muñecos, animales, coches y jugando con ellos.

4. Marionetas de dedo: éste es un recurso muy divertido que fomenta en el niño su imaginación natural. Déjale dos o tres personajes distintos, y en un momento creará una historia fantástica.

Para los grandes

5. Puzzle o rompecabezas: puedes llevar un pequeño puzzle o rompecabezas con el que lo mantendrás un rato entretenido hasta que consiga terminarlo.

6. Papiroflexia para niños: enséñale a hacer sencillas figuras de papel, como un barco, un gorro, un avión, una pajarita, una flor, etc.

7. Juegos con palillos: aprovecha lo que tienes en la cafetería: los palillos. Hay multitud de juegos con palillos, desde el clásico Mikado hasta juegos de pensar.

8. Crea tu puzzle: con palos de helado, un rotulador gordo de color y uno negro más fino, puedes ayudar a tu hijo a construir su propio puzzle. Sólo hay que colocar todos los palos juntos formando un panel, pintarlos con el rotulador gordo, hacer un dibujo con el rotulador negro y deshacer el panel para volverlo a montar.

9. Collares y pulseras de cuentas: unas cuentas de colores y unos hilos para que el niño le haga una pulsera a cada una de las personas de la reunión. El niño se sentirá orgulloso de hacer un regalo fabricado por él mismo, y habrá pasado un buen rato haciéndolas.

10. Coser: existen plantillas para que los niños cosan. Tienen dibujos muy sencillos; sólo tendrás que ayudarlos a hacer el nudo cuando cambien de color. Después, busca un sitio de honor en casa para colgar su obra de arte.